Se Ambiciosa, no avariciosa y comete el mundo

La ambición hará que consigas todo aquello que te propongas

No te voy a desvelar ningún secreto, que no se haya dicho ya, ni he inventado una fórmula mágica para que pases de no vender nada a venderlo todo de un día para otro.

Y si me permites el consejo, huye de estas formulas “Maravillosas”.

Lo que sí voy a hacer, es hablarte muy claro, sobre que tabúes me quité de encima a la hora de Vender.

El de hoy es uno que me parece importante y que además creo que tod@s deberíamos cultivar, porque una forma de quererte es enfocarte y lograr tus objetivos.

Pero antes de empezar y para que no  haya confusión te dejo la descripción de ambas palabras y después continuamos.

Avaricia: 1. f. Afán desordenado de poseer y adquirir riquezas para atesorarlas. 

Ambición: 1. f. Deseo ardiente de conseguir poder, riquezas, dignidades o fama.

 

Ahora sí, entro en materia.

Desde bien pequeñas nos hacen creer que ser ambiciosa es algo malo y es igual, a ser avaricioso, pero yo creo que hay diferencia entre ambas y que como en todo, lo malo es consecuencia de hacer las cosas de forma desmedida y sin control 

De todos es sabido que beber 1,5 -2 litros de agua es super sano, nos lo recomiendan por todos lados, pero si bebes mas de 2 litros puedes entrar en Hiponatremia, causándote  náuseas, desorientación, fatiga, dolor de cabeza y, en casos extremos,  la muerte. 

 

Tener ese punto justo de ambición, llamémosla positiva, es lo que te mueve cada día a mejorar, a querer conseguir tus objetivos, a fijarte en como lo hacen las personas que lo hacen bien, para aprender de ellos, a no venirte abajo y verlo todo negro siempre, ni dramatizar en exceso, a no hacerte la victima, sino buscar soluciones y todo ello sin obsesionarte, sin pisar, ni desvalorizar, ni menospreciar… las acciones de los demás. 

 Lo principal es no caer en el error de ser ambicioso negativamente hablando, que a mi forma de ver, entra más en el terreno de la avaricia.

Esto pasa cuando se apodera de nosotros un desorbitado deseo de querer vencer y ser superior a los demás, en lugar de superarnos a nosotras mismas.

Aquí entra en juego el tema de la autoestima, y la confianza en una misma, ya que una persona que esta segura de sí misma, que sabe que siempre se puede mejorar pero también que lo hace bien, que se esta esforzando por aquello que quiere, que tardará el tiempo que tenga que tardar, no es una persona avariciosa, por que su fin y su foco esta centrado en hacer y hacerse bien y no en perjudicar a nadie para que a ella se le vea mejor.

Es por tanto que te animo a que mires dentro de ti y valores si tienes esa ambición positiva, que yo se que sí la tienes porque estas leyendo estas líneas 😉 y determines en que punto de ambición estás, recuerda siempre SIN JUZGARTE. Solo observa que hay que modificar y ponte manos a la obra para conseguir tus objetivos.

Si te sientes perdida y no sabes si tienes o no ambición positiva, negativa, avaricia, frustración…, recuerda que estoy aquí y que he pasado por todas las sensaciones y emociones que ahora estas pasando tu. No tienes que hacerlo sola. 

Todo lo que hacemos unidas nos hace mas fuertes, y para vender también. 

¿Hablamos?

 

(Visited 20 times, 1 visits today)