Como supero mi frustración

Te dejo mis trucos para focalizar mis frustraciones con la venta y conseguir superarlas

Soy una persona muy impulsiva, quiero hacer muchas cosas, intentarlo todo, pero el miedo y la frustración siempre estaban y están sobrevolando mi cabeza. 

  • Yo no sirvo para esto.
  • Se me da fatal.
  • Y si no me sale, que vergüenza, todo el mundo se reirá de mi.
  •  A “fulanita” le sale genial, voy a quedar como una inútil a su lado.  
  • Con la suerte que tengo, seguro que no me sale bien.
  • Ves, me ha salido fatal.
  • … y un largo etc. de afirmaciones que me decía a mi misma siempre que estaba frustrada. 

Que me sigue pasando, sí, a doña intensita (Así me llamo de forma cariñosa) hay cosas que la persiguen, porque al final somos como somos y aceptarlo, es el primer paso para identificarlo y trabajar a partir de ahí. 

Ni que decir tiene, que aunque este blog está enfocado en como superé mi frustración y miedo y empecé a ver la venta como el asesoramiento coherente que es.

Pero muchos de los consejos o nociones que yo utilicé, los pongo en practica ahora, en todos los ámbitos de mi vida para superar aquello que, de primeras, mi cabeza rechaza. 

Por que es verdad, que hay cosas que no nos son fáciles de hacer, ni de superar, pero poco a poco, sin compararte ni juzgarte, se consiguen.

Vamos al lio:

Para empezar como siempre vamos a ver la definición oficial de frustración, para identificar bien de que estamos hablando: 

La frustración es:

  1. Imposibilidad de satisfacer una necesidad o un deseo.
  2. Sentimiento de tristeza, decepción y desilusión que esta imposibilidad provoca.
     

(Pillo la descripción de Google porque creo que es muy clara) 

A partir de aquí, vemos que dentro de estar frustrada, hay muchas emociones que se pueden dar. Tristeza, decepción, desilusión, miedo,  disgusto,  amargura, preocupación, desaliento, pesimismo, desgana, nostalgia,  en fin un montón.

  1. Lo primero es ver que emoción o emociones nos esta invadiendo, al no conseguir satisfacer ese deseo o necesidad. 
  2. Valorar que tipo de Frustración tenemos, si es algo interno nuestro, algo que no estamos consiguiendo como nos gustaría o si es algo externo, como por ejemplo sucedió cuando la pandemia nos dejo a todos en casa. 
  3. Saber también que muchas de nuestras reacciones ante diferentes situaciones provienen de esa frustración y muchas vences no lo estamos identificando como debiéramos. Algunos síntomas de la frustración que me suelen dar a mi son:
    1. Dejar la tarea pendiente de forma indefinida (procrastinar) 
    2. Dificultad para adaptarme a los cambios.
    3. Cambios de humor bruscos, muy bruscos.
    4. Mucha Ansiedad, e inseguridad, sobre todo por las mañanas al enfrentarme al nuevo día.
    5. Comer chocolate como si no hubiera un mañana. 
    6. Querer saber hacer las cosas, ya, sin pasar por el proceso de aprendizaje y darme mi tiempo.

¿Qué hago para superarlo?

  1. Identifico que emoción tengo y me pregunto exactamente eso ¿Qué estas sintiendo, Laura? ¿Por que? ¿de donde viene? ¿es algo de ahora, nuevo, o llevas tiempo con ello? ¿es por ti o necesitas que alguien lo valore? muchas vences sin darnos cuenta buscamos aprobación de nuestro entorno y al no tenerla nos frustramos. – Es algo que a mi me pasaba, siempre buscado la aprobación de mis padres constantemente, una vez vi que no necesitaba su aprobación, nuestra relación mejoró o mejor dicho, mi relación con ellos mejoró un 300×1000-
  2. Valorar también en que ciclo del periodo estamos y anotar ese día, los sentimientos que tenemos, nos hará ver que, mas a menudo de lo que pensamos, esos pensamientos tremendistas de  “no valgo, esto no es para mi, etc. están condicionados por nuestras hormonas. Para mí, el primer día del periodo, es uno de los mas tristes, melancólicos y frustrantes del mes. llevo casi 5 años registrando mis estados de ánimo durante el ciclo y créeme que que ver. Una vez descubres esto, puedes planificarte mejor para sobrellevar esos sentimientos si llegan, y saber que es que es tuyo pero pasará. 
  3.  Llora! yo lo llamo “El ritual del beneficio del LLanto” y es fantástico.  Cuando estoy de bajón me pongo una peli triste, me encanta “Ha nacido una estrella” de Bradley Cooper y Lady Gaga y a llorar por la peli y todas las cosas que me vengan. 
  4.  Date una tregua, no tienes que hacerlo todo bien ya. Cuando nos permitimos equivocarnos, es cuando mejor aprendemos.  Mira esa equivocación, error, fallo….como algo que te va a ayudar a mejorar, por que ya sabes que “así” , no te va a salir como tu necesitas.
  5. Rodéate  o escucha historias de personas que hayan pasado por lo mismo que tu estas pasando ahora, y empápate de su historia, como lo superaron y úsalo de inspiración.
  6. Pide ayuda, no hagas como yo al principio, que mi ego y mi orgullo no me dejaban pedir ayuda.
  7. Esta una de las que mas utilizo hoy en día. cuéntate TOOODO lo que has conseguido hasta ahora, disfruta con tus historias y los retos que has superado y como los superaste. Inspírate a ti misma. 

¡Admiraté! Has logrado muchas cosas y vas a lograr muchas mas 😉 

Espero que este post te ayude,  en esos momentos de bajón, si es que lo tienes y recuerda que siempre podemos tomar un café virtual y charlar sobre ello.

Un abrazo, feliz verano! 😉

(Visited 30 times, 1 visits today)